minib_arcos

PRTE-29 “ALCALÁ DE LA SELVA – GÚDAR – VALDELINARES”

Presentación:

Este sendero circular, se divide en dos fases: de Alcalá de la Selva a Valdelinares (1ª Etapa) y de Valdelinares a Virgen de la Vega (2ª Etapa). En este primer tramo, saldremos de la zona alta de las Ollerías, en el mismo Alcalá, para ascender por el Barranco del Nacimiento, hasta llegar a un cruce de pistas en el Val de Arquero. Continuando en dirección norte, nos toparemos con la fuente de la Hoya de Millán, donde podremos descansar y echar un trago. Por la misma pista, seguiremos hacia delante hasta unos vastos campos de cultivo que nos indican el cruce con el PRTE-8. Desde aquí, tomamos el camino derecho para llegar a la fuente de Mas de Salas, antesala de tierras de Gúdar. Abandonaremos este camino, para introducirnos en el Barranco de Cirugeda, que en descenso, nos ofrece un espectacular entorno de denso pinar, que se abre a un par de Km al río Alfambra. Vadeando el cauce, subimos con Gúdar en nuestra retina, a menos de 1 Km de distancia. Parando en Gúdar para recorrer el pueblo y echar un vistazo desde su promontorio, tomaremos el camino a Valdelinares, frente al depósito de agua. Arribando a un collado conocido como la Peña Verna, comenzaremos a ver los mojones* pétreos circulares que nos acercan por la izquierda al corral de Rosa María, por el que sortearemos un pequeño barranco. Dos pinos de gran talla custodian el camino, precediendo al Pino Lentejas, declarado árbol monumental. Este pino laricio es nuestro referente para tomar el mimetizado camino a la derecha, que nos llevará al lugar conocido como Collado de la Gitana.
En un entorno pastoril, el Mas de la Susinda y su fuente, nos avisan de la presencia del Alfambra de nuevo. Seguimos su curso para dejar atrás varios mases y masías, hasta llegar al valle de Las Motorritas. Este amplio pastizal emula un paisaje suizo cuanto menos y está presidido por la hermosa ermita de Santa Quiteria. En un entorno de sargas centenarias, la Fuente de la Teja nos deleita con su incansable fluir y ofrecernos un trago de agua fresca en este último ascenso. Alcanzada la última cota, dejaremos atrás la masía de Las Pedreras y durante un par de Km entre prados de un verde imperecedero, llegaremos a la Ctra. de Valdelinares a las pistas de esquí. Con un panorama sobrecogedor, en primavera cubierto de lirios silvestres, en otoño reluciendo los mágicos hongos al sol y en invierno con el manto de la nieve cubriéndolo todo, nos adentramos en los Barrancos de las Suertes y las Ranas, hasta encontrar el sendero GR-8, que nos conducirá hasta el “alpino” pueblo de Valdelinares.

Ficha Técnica:

Nombre del itinerario PRTE-29 (1ª Etapa)
Inicio y llegada: Pueblo de Alcalá de la Selva, zona de Ollerías - Pueblo de Valdelinares
Longitud: 21,5 Km
Tiempo estimado: 6 h 30 min
Sitios de Interés: Paisaje de pino laricio y pino moro: árbol monumental Pino Lentejas. Entorno de alta montaña que se alterna con praderíos y pastizales. Arquitectura popular representada por masías y chozos de pastor. Entorno del río Alfambra. Conjuntos urbanos de Alcalá de la Selva, Gúdar y Valdelinares. Ermita de Santa Quiteria. Estación de esquí de Valdelinares.

PRTE-33 “GÚDAR-BARRANCO DE LAS UMBRÍAS-CERRO SIETE LUGARES-GÚDAR”

Presentación

Este sendero de pequeño recorrido, se deleita en las lindes norteñas del término, atravesando cuatro parajes de gran interés: el Barranco de las Umbrías, con aguas remansadas en cristalinas pozas, la vega del río Alfambra, el Cerro de los Siete Lugares, mirador de alta montaña de indudable belleza y específica vegetación y la Sierra de las Moratillas, cubierta por densos pinares mixtos.
El sendero tiene forma de “ocho” y se puede dividir por tanto, en dos anillos o tramos bien diferenciados, cuyo punto de partida siempre, es el pueblo de Gúdar.

 

1er Tramo: La ruta arranca de la parte alta del casco urbano, donde también comienza el sendero PRTE-29 en sentido Valdelinares. Tomamos la pista que va hacia la estación de esquí, para abandonarla por la izquierda, por una senda que vadea el barranco (a 1 Km desde el inicio de la ruta). En los alrededores, se encuentra la Fuente de las Almas, que bien merece una parada por lo intrincado del terreno, siempre en ascenso.
Continuaremos subiendo, hasta cruzarnos con una pista secundaria que tomaremos, hacia la derecha y que cruza nuevamente con otra similar, que tomaremos a la izquierda. Nuestra siguiente referencia es un collado, donde aparecerá una construcción pastoril conocida como Majada de los Doce. Es aquí, donde abandonamos la pista para tomar una senda que poco a poco nos lleva hacia la izquierda, introduciéndonos en el paraje conocido como Barranco de las Umbrías. Este lugar, de incomparable belleza, es el lecho natural por donde discurren las puras aguas del principal afluente del río Alfambra. Este cauce, alivia y drena la vertiente norte de la sierra de Gúdar, dejando tras de sí áreas recreativas y múltiples fuentes como la de La Dehesa, a 1 Km de este punto.
Poco a poco, la vegetación se hace más densa y va cerrando el camino, convirtiéndose en bosque. Entre los árboles, se abre una amplia pista que tomamos, en descenso, para coger una incipiente senda a mano izquierda que nos lleva hasta el río.
Continuando por la pista que anteriormente abandonamos, para acercarnos a la orilla del río, pasaremos por el merendero y fuente de La Dehesa, antes mencionada. Seguiremos curso abajo, inmersos en un paraíso de pozas y pequeños saltos de agua, adornados con una vegetación ribereña muy variada. Una vez el cañón se va abriendo, vislumbraremos un enorme paredón de piedra conocida como El Frontón. Aquí, se amplía nuestro campo visual, extendiéndose en vastos campos de labor, que bordearemos, para continuar en paralelo al cauce del agua. Antes de llegar a una carretera asfaltada, proseguiremos la ruta por un camino que en considerable ascenso, nos lleva a un cruce en la masía de Las Costeras. Desde este punto, tenemos la opción de continuar el sendero en “ocho” o finalizar la primera etapa, arribando al pueblo de Gúdar, a tan solo 12 minutos caminando a buen paso.

 

2º Tramo: Desde la Masía de Las Costeras, seguimos de frente hacia el Cerro de los Siete Lugares, para bajar por una senda hasta la carretera, que cruzaremos. Desde allí, tomaremos una pista que ignora un ramal a la izquierda, hasta bajar al río Alfambra. Vadearemos el cauce por un puente de caminantes y continuaremos por su margen izquierda*, durante aproximadamente 2 Km. En este trayecto, nos sorprenderá una cristalina surgencia nacida a ras de tierra y más adelante, proseguiremos entre el propio cauce y tierras de ganado. Es en esta zona donde la construcción pastoril del mas de La Granja, nos advierte que hemos de tomar la cañada que atraviesa el río perpendicularmente. Por ella, ascenderemos hacia unos altos, a través de una pequeña rambla paralela a nuestra izquierda. Aquí, las marcas de indicativas de pintura y las estacas, son fundamentales para no perder el rumbo, puesto que la senda se convierte en un acertijo: en la subida, densas masas de pinar que mueren en una llanura conocida como Caña Seca. Es en este llano donde seguimos en dirección oeste y atendiendo a las marcas del sendero, para iniciar un fuerte descenso a la zona de Los Pozos. El pino albar es el protagonista de este entorno, donde se perfila un barranco llamado del Cerro. En estas sierras, abundan las aves rapaces: águilas reales, culebreras y también los imponentes buitres leonados, con su planeo parsimonioso. Entre sus presas, la culebra de escalera, reptil inofensivo que habita en estas tierras. Raro es ver algún ejemplar de víbora hocicuda, habitual en las umbrías de estas altas cumbres pero, de la que tendremos precaución con un buen calzado y un poco de vista.
Desde este lugar, tenemos de frente el inequívoco espolón pétreo del Cerro de los Siete Lugares, cubierto de sabina rastrera por las extremas temperaturas que esta zona soporta. Este, es un espléndido mirador natural de los cultivos cerealistas de los términos vecinos: Cedrillas, Aguilar de Alfambra, Monteagudo del Castillo, etc. Detrás nuestro, el pueblo de Gúdar y a la derecha, la Peña del Cerrisclo, por cuyo collado continuaremos durante más de 3 Km. Aún sin descender, el sendero que llevamos va abrazando la parte más oriental de estos altos, conocidos como Las Moratillas.
Una vez se inicia la bajada hacia el Alfambra de nuevo, encontraremos una construcción popular de esencias pastoriles: es la masía de La Laguna Alta, que tomaremos como referencia para continuar por pista que nace a su izquierda. El pasado ganadero de Gúdar, sigue presente en este rincón de la sierra, en el corral de Cabezas, que nos indica que hemos de seguir a la derecha hasta la Umbría del Molino. En este paraje, donde la sombra y el frescor son casi permanentes como su nombre bien indica, atravesamos el río para alcanzar la carretera asfaltada. Desde ésta y en diagonal, ascenderemos por el camino de La Covatilla hasta llegar al casco urbano de Gúdar, a unos 10 minutos de marcha, caminando con buen paso.

*(La alternativa ciclista desde este punto, es tomar una pista que asciende hasta el Cerro directamente)

Ficha Técnica:

Nombre del itinerario PRTE-33
Inicio y llegada: Parte alta del casco urbano de Gúdar (enlace del PRTE-29)-Pueblo de Gúdar
Longitud:

25 Km (Distancia total)
9 Km (Distancia parcial Gúdar-Bco. de las Umbrías-Gúdar)
16 Km (Distancia parcial Gúdar-Cerro Siete Lugares-Gúdar)

Tiempo estimado:

2 h 10 min (Recorrido parcial a Barranco de las Umbrías)
5 h 15 min (Recorrido parcial a Cerro Siete Lugares)

Sitios de Interés: Conjunto urbano de Gúdar. Fuentes: de las Almas, La Dehesa, etc. Entorno fluvial del Barranco de las Umbrías. Canteras de Piedra: El Frontón. Entorno del río Alfambra. Construcciones populares: majada de los Doce, masía Las Costeras, mas de La Granja, corral de Las Cabezas, etc. Bosques ribereños en la ribera del Alfambra, sabinares y pino albar en la alta montaña, con pastizales en las zonas bajas. Cerro de los Siete Lugares: mirador natural sobre los cultivos cerealistas de los pueblos vecinos y la sierra.
0
0
0
s2sdefault